Get Adobe Flash player

El Calentamiento Global es un fenómeno provocado por la acumulación en la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEI), lo que ha afectado la frecuencia, intensidad y durabilidad de eventos climatológicos extremos, como sequías, huracanes, olas de frío y calor, etc., que provocan grandes daños económicos y ambientales, así como cambios significativos en el clima.

El sector agropecuario es uno unos de los más vulnerables y sensibles al cambio climático, lo que repercute negativamente en la seguridad y soberanía alimentaria y bienestar de las personas, fundamentalmente en las áreas rurales. Por otro lado, el sector agrícola es una de las principales causas de la sobreexplotación de los recursos naturales y es el responsable de alrededor del 40% de las emisiones de GEI a la atmósfera en Cuba.

Actualmente, ya existen evidencias de cómo enfrentar técnicamente la adaptación y mitigación del cambio climático en el sector agropecuario, pero estas buenas prácticas no se han integrado en la cadena agroalimentaria (producción, procesamiento, comercialización y consumo), ni en las políticas locales, en las cuales en última instancia, recae su gestión e implementación.

En Cuba, prestigiosas instituciones científicas y asociaciones dedican esfuerzos de manera sistemática al cálculo de los niveles y fuentes de emisión en el país, contribuyendo de este modo a enriquecer la información disponible en el IPCC para el uso de todos los países. Existe, además, la voluntad política del Estado de que se desarrollen iniciativas con una contribución más práctica en la mitigación de las emisiones de GEI, para lo cual se requiere el desarrollo de metodologías y de capacidades a nivel nacional y local de las que aún no se dispone y que son la fuente principal para promover el cambio de actitud de los actores clave.

Para fortalecer la contribución de la Red de Medio Ambiente del Ministerio de Educación Superior de Cuba (MES) en la incidencia en las políticas públicas medio ambientales del país, es importante fortalecer las redes sociales locales, lo cual potencia el desarrollo de estrategias agropecuarias locales de acuerdo con las políticas nacionales de producción de alimentos, con ahorro energético, mínimos insumos industriales y bajas emisiones de GEI, donde participen todos los actores bajo una misma plataforma de trabajo y de desarrollo contribuyendo así a la mitigación del cambio climático.